¿Cómo me inicie en Mary Kay?

Mary Kay

Bueno empiezo con mi historia desde el principio…

Yo trabajo actualmente de dependienta en una zapatería, mi situación estaba muy bien ya que desde que llegue a España fue mi primer trabajo, tengo compañeros maravillosos que me trataron como si fuera una más de este país maravilloso y además me encanta mi trabajo como vendedora.

Han pasado 15 años antes de empezar en Mary Kay, un día entro una chica con la que estuve hablando, nos reímos de las cosas graciosas que decía y claro, también compro jejejejeje, pero además al verle el rostro súper bello hidratado y luminoso que tenía (cosa que me encanto), me pico la curiosidad – ya que le hice la radiografía de arriba abajo (eso sí, que esto quede entre nosotros jejeje) – y me di cuenta que tenía un bolso (ya sabéis que soy la loca de los bolso), me llamo mucho la atención así que le dije que tenía un bolso muy lindo y después de darme las gracias, me dijo que era de Mary Kay y eso fue todo pero eso sí, me dejo su tarjeta que en realidad yo sin saberlo me cambiaria mi vida.

Días después nos mandó a mi compañera y a mi por correo unas muestras con un colorete con una sombra y desde ese mismo día, ese colorete paso hacer unos de mis preferidos jejejeje

Así pasaron 6 meses hasta que unas de las noche pensé, si me gustaron tanto las cremas sobre todo como me dejo la piel y además del colorete que paso hacer uno de mis preferidos ya que me deja los mofletes colorado como me gusta, ¿Por qué no intentar asistir a una sesión de las que me invita siempre?. Desde ese lunes al ver el taller de maquillaje me di cuenta de que es lo que quería hacer, una empresa que me brinda algo que me gusta y que me da la seguridad que yo necesitaba para empezar en un proyecto que me ayude a conseguir mis éxitos y sueños.

Miroslava (así se llama mi empresaria) solo tengo que decirte “Gracias”, solo pienso que el destino hace que personas se conozcan para cambiar tu vida a mejor y el día que te cruzaste hizo que este en tu equipo maravilloso, así que gracias por brindarme la oportunidad.

Así que yo quiero brindarte la misma oportunidad a todas las personas que quieran estar en mi equipo para empezar a construir un grupo maravilloso y que todas puedan alcanzar sus metas y sueños, no existe ningún impedimento que impidan alcanzar el éxito que se merecen, solo recuerda lo siguiente:

“No te limites a ti misma. Muchas personas se limitan a lo que ellas piensan que pueden hacer. Puedes ir tan lejos como te lo permita tu mente. Puedes conseguir lo que creas, recuérdalo.”
Mary Kay Ash

Otras entradas que te gustaria ver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.